De la composición heráldica cofrade

Este Blog está dedicado a la composición con carácter heráldico de las hermandades y cofradías de Sevilla, ya que aunque la mayoría de los escudos que presentan estas corporaciones tienen gran riqueza y belleza cromática, sin embargo no se ajustan en casi ningún caso a la ciencia heráldica, amén de que efectivamente, no existe una Heráldica Cofrade propiamente dicha. Si existe una heráldica religiosa eclesiástica pero no cofrade, y de ahí que aún a pesar de los intentos a veces de describir los escudos de las hermandades aproximándose a las normas heráldicas, se quede en solo un intento de normalización. Desde este Blog se intenta presentar los escudos tal y como actualmente están aprobados en sus Libros de Reglas por la autoridad eclesiástica, aportando pistas y abriendo un debate sobre la necesidad de una normalización heráldica de los escudos, sino ajustada a la ciencia heráldica, si al menos identificando los distintos elementos que suelen ser comunes a los "escudos" cofrades.

viernes, 20 de enero de 2017

Encargo del nuevo escudo para la Asociación de Fieles de Nuestro Señor de la Humildad en el Prendimiento y Santa María de la Caridad (El Olivo) de San José de la Rinconada (Sevilla)














Encargo del nuevo escudo para la Asociación de Fieles de Nuestro Señor de la Humildad en el Prendimiento y Santa María de la Caridad, de San José de la Rinconada de Sevilla, y conocida como "El Olivo", vinculada a la Orden de las Misioneras de la Doctrina Cristiana de la localidad.

La nueva composición heráldica diseñada es la siguiente:

Escudo ovalado de azur, con una cruz de palo con sudario (por sus orígenes como Cruz de Mayo) emergente del emblema de la Orden de las Hermanas Misioneras de la Doctrina Cristiana, corazón de gules llameante y coronado de dos ramas de laurel y traspasado de siete puñales. A la diestra de la cruz, escudete oval de sable y fileteado de oro con el anagrama de Jesús Hombre Salvador (JHS) en oro, y a la siniestra, escudo oval de sable y fileteado de oro, con el anagrama Ave María en oro.

Bordeando el conjunto, divisa de plata con el lema “Si ellos no vienen, es menester ir a buscarlos”, y en punta dos cuerdas de oro entrelazadas representativas de la advocación del prendimiento, y en timbre, una divisa con la leyenda “Charitas” simbolizando la advocación de Santa María de la Caridad.

Orla todo el conjunto, dos ramas de olivos, cruzadas y atadas en punta con cordón de oro.

jueves, 12 de enero de 2017

Encargo del nuevo escudo de la Cofradía de Jesús Cautivo de Güimar (Tenerife)

Encargo del nuevo escudo de la Cofradía de Jesús Cautivo de la localidad de Güimar de Santa Cruz de Tenerife. La Cofradía tiene su sede en la Parroquia de San Pedro Apóstol, vinculada a la Orden de los Dominicos.

La nueva composición heráldica diseñada es la siguiente:

Dos escudos ovales acolados en punta. En el diestro, en campo púrpura, cruz de sable y plata de la Orden de los Dominicos. En el siniestro, en campo de azur, Tiara Pontificia con las llaves de San Pedro en oro y plata cruzadas. En el centro, y en jefe, anagrama de Jesús Hombre Salvador (JHS) de sable y sobre él y en su centro, la Cruz de gules y azur de la Orden Trinitaria, como símbolo de la redención de los cautivos.

Orla el conjunto dos ramas de olivo de sinople cruzadas en punta. Timbra el conjunto corona real cerrada y en punta, una banda con divisa y lema “Que tu cautiverio guía mi libertad”.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Hábitos nazarenos de las distintas Hermandades y Cofradías de la Semana Santa sevillana




video




Láminas de los hábitos nazarenos de las distintas Hermandades y Cofradías de pasión de la Semana Santa sevillana, incorporadas al libro De la Composición Heráldica de las Hermandades y Cofradías, en referencia a las de Sevilla.  



martes, 13 de septiembre de 2016

Cristina Badillo y el encargo de la descripción del escudo para el Banderín de laAsociación Musical Ntra. Sra. de la Amargura de Peñarroya - Pueblonuevo l




Cristina Badillo

Licenciada en Bellas Artes
Miembro de APLAMA (Asociación de Artistas Plasticos de Málaga).


Blog de referencia
"Barroco siglo XXI. Diseños, Bordados y restauraciones en oro, plata y sedas" 

http://artebordadooro.blogspot.com.es/


DESCRIPCIÓN DEL ESCUDO

"Sobre un corazón de gules, inclinado a la diestra, venado de oro y orlado de adorno de lo mismo, dos óvalos acolados, fileteados de oro y engarzados de anzuelos de oro en punta y en jefe, simbolizando la leyenda “Jesús pescador de hombres”. En el óvalo diestro, en campo de oro, un lirio blanco tallado y hojado de de sinople en representación de la pureza de la Virgen María, y en el óvalo siniestro, en campo de oro, el anagrama de Jesús Hombre Salvador de sable."

En heráldica, el color verde se dice sinople, el negro sable, el rojo gules. Cuando se dice "venado" es por estar lleno de venas, en este caso de oro; acolados por estar inclinados en contrario los óvalos, cercanos en la base y alejados por arriba; "fileteado" se refiere al borde de oro que rodea los óvalos; "tallado" y "hojado" por estar el lirio representado con tallo y hojas.

En cuanto a la simbología, el corazón representa la pasión y amor de Cristo a la humanidad, el lirio por la pureza de la Virgen María, y el anagrama JHS por "Jesús Hombre Salvador". Los anzuelos que, por detrás de los óvalos, engarzan en punta (por abajo) y en jefe (por arriba), simboliza la leyenda "Jesús pescador de hombres".

Quiero agradecer a D. MIGUEL CALVO VERDÚ, especialista en Heráldica, la descripción tan exacta que ha realizado del escudo y su amabilidad para conmigo







martes, 28 de junio de 2016

De la Composición Heráldica de las Hermandades y Cofradías. En referencia a las de Sevilla.Autor: Miguel Calvo Verdú



Prologo del libro

En abril de 1973 Joaquín González Moreno[1] ya apuntaba la necesidad de establecer una normalización en lo referente a los “emblemas y escudos de nuestras organizaciones religiosas” con una “obra de conjunto, una puesta al día de la historia de los símbolos heráldicos cofradieros que recogiera no sólo el dibujo o los dibujos de las diferentes armas usadas en la vida nazarena de la ciudad, sino la historia de cada una de ellas, sus pleitos, sus licencias, sus liberalidades.” Este mismo autor ya apuntaba que “por el siglo XVIII, cuando hasta en los legajos del archivo de Protocolos Notariales se multiplicaban los cuarteles de los aspirantes a cargos públicos, con notoria falsedad histórica y genealógica. Tuvo que venir una real orden de la Corona para depurar tantos engendros y enredos…se prodigaban las piezas de oro sobre campos de plata, y la cruz roja de Santiago con fondo verde. ¿Era ignorancia o simple desobediencia a las instrucciones de un aficionado?” Tales despropósitos heráldicos en las hermandades y cofradías sevillanas eran y siguen siendo abundantes, alejándose la mayor de las veces de cualquier norma heráldica, de tal suerte que a los hermanos nazarenos “se le exigía piedad, perseverancia, amor al prójimo y, sobre todo, un gran culto a Jesús y a la Virgen en su Pasión, y poco se le pedía en las reglas de tener en cuenta los viejos colores de gules, sinople, sable y azur”.

En el año 1997 Juan Infante-Galán[2] se hace eco de este panorama de caos heráldico cofrade, y a propósito de la renovación de las reglas de las cofradías, aconseja la necesidad de “estudiar con buen sentido y claros conceptos de heráldica religiosa los escudos de nuestras cofradías, entre los que hay disparates heráldicos y religiosos para todos los gustos, y hasta alguna risible forma aparente de escudo”. Igualmente se pronuncia a propósito de los títulos de las hermandades y cofradías alegando que “en no pocos casos sin base documental ninguna, otros son pura pomposidad, y los más no pasan de la categoría de simples adjetivos”, aconsejando que “una buena poda a hoja y pelo, daría muy buenos resultados”.

Un primer intento de normalización vino de la mano de José Antonio Lencina[3] que intentó llenar un vacío en la bibliografía sobre las hermandades y cofradías sevillanas al publicar, en 1981, su obra “De la heráldica y títulos de las Cofradías de Sevilla”, donde recopila los distintos emblemas vigentes en el momento de las cofradías sevillanas así como los títulos de las mismas. A esta obra seguirá otro intento en el mismo sentido en 1993, obra del que suscribe, y titulada “Títulos, símbolos y heráldica de las Cofradías de Sevilla,” [4] donde intente una recopilación de los distintos emblemas de las Cofradías sevillanas a través de dibujos de los mismos, su descripción según los libros de reglas y los datos más relevantes referentes a sus títulos. Ambas obras, sin ser exhaustivas sino más bien divulgativas, tienen el mérito de abrir brecha en este campo por insistir respecto de la necesidad cada vez más imperiosa de establecer unas pautas de normalización respecto a la elaboración y concreción de los distintos emblemas de las corporaciones cofrades que realmente representen, en sus elementos, los títulos, privilegios y características heráldicas ajustadas.

En todo este tiempo, algunas hermandades y cofradías sevillanas, al renovar sus Reglas, han realizado esfuerzos tibios por normalizar el asunto heráldico de sus emblemas, casi todos basados en incorporaciones de algunos elementos alegóricos en referencia a títulos o hermanamientos adquiridos en este tiempo, pero nada más. Sus descripciones en los correspondientes libros de reglas siguen siendo descripciones donde los términos y cumplimientos de las normas heráldicas brillan por su ausencia, manteniendo errores en el uso de los esmaltes y colores, y en muchos casos confundiendo escudo o blasón con insignia o símbolo representativo. También son manifiestas las distintas versiones pictóricas que se representan a propósito de carteles conmemorativos u otros eventos, donde el autor de los mismos, suele llevar a cabo una versión demasiado libre del emblema oficial, dándose el caso que hasta el escudo oficial descrito en el libro de reglas difiere muy sensiblemente del representado en el estandarte.

Tampoco hay que olvidar que en ámbito de las hermandades y cofradías, como un aspecto más del ámbito de las creencias, la vertiente simbólica tiene gran significado y lo simbólico y lo ritual se hacen uno de tal forma que, a pesar de los avatares y cambios históricos, políticos, sociales, religiosos y culturales, han sabido no solo mantener, sino y sobre todo, adaptarse sin perder su identidad, incorporando progresivamente a sus representaciones simbólicas de identidad hitos y sucesos de su historia que lo caracterizaron y marcaron en si identidad. En este marco particular de las hermandades y cofradías dentro del general católico, se hacen manifiestas un amplio abanico de posibilidades simbólicas, de sensaciones y motivaciones de fe expresado a través de sus imágenes, sus símbolos, sus ritos y su ornamentación. Es una forma de “hablar” a través de un lenguaje inteligible para todos. Y en sus representaciones y composiciones simbólicas como señas de identidad corporativa se manifiestan todos estos aspectos.

Mirar una composición heráldica, escudo, blasón o simplemente marca corporativa de una hermandad supone poder “leer” su historia a través de sus símbolos representativos esenciales de sus advocaciones y también de los distintos hitos en su historia que la caracterizan, y es en este sentido esencial en el que debe basarse la composición y organización de los distintos escudos identificativos de las hermandades y cofradías y, por ende, su normalización y composición.

Por todo ello, en esta obra se hace necesario una exposición inicial de los principales principios de la ciencia heráldica, que son los que deben regir la elaboración de los blasones y emblemas, al menos de la forma más aproximada posible, ya que es una realidad heráldica que no existe, propiamente dicha y en términos heráldicos estrictos, una “heráldica cofrade”. Si existe una heráldica religiosa, eclesial, propia de pontífices, prelados y órdenes religiosas, pero no una heráldica propia de las hermandades y cofradías. Más bien se trata de composiciones de carácter o con pretensiones heráldicas, pero nada más. En ellas se mezclan atributos tanto de la heráldica religiosa eclesial, como de la civil, real o municipal. Por tanto en un intento de normalización heráldica cofrade habrá que establecer primero un conocimiento de los principios generales de la heráldica aplicable a cualquier ámbito heráldico reconocido oficialmente y, en base a ello, los específicos de cada uno de los ámbitos particulares: religioso, eclesial, civil, municipal, real, etc.

También es necesario tener en cuenta que en la mayoría de los casos nos encontramos con escudos cofrades compuestos, y la expresión “acolados” es redundante, razón que apoya que se trata de composiciones más que de blasones o escudos heráldicos propiamente dichos. Si del uso y la costumbre a lo largo de tiempo, aquél llega a convertirse en norma, por la misma razón podrían establecerse determinadas normas derivadas del uso y costumbre en la composición heráldica que han venido presentando las hermandades y cofradías, a fin de que su “lectura” permita que sea lo más ajustada posible a la realidad de cada corporación. Hay que recordar que muchos de los escudos actuales han venido evolucionando en complejidad a lo largo de la historia de la corporación al ir adquiriendo títulos y gracias con el tiempo, por lo que en sus inicios dichos escudos eran simples en su representación, a veces tan simples como una cruz y nada más. Tampoco hay constancia de que en sus inicios las distintas hermandades y cofradías, sobre todo las de más de varios siglos de historia, usaran de emblemas recargados, sino todo lo contrario. Ejemplo de ello lo encontramos en la obra de don José Bermejo y Carballo, “Glorias Religiosas de Sevilla”, editada en el año 1882 y donde describe en cada capítulo y de pasada, el “escudo” de cada una de ellas por entonces, reflejándose la simplificación mencionada de los mismos.

La presente obra se estructura en tres partes. La primera hace un recorrido por los principios generales de la heráldica aplicable a la creación del blasón en cualquier ámbito reconocido, a lo que se añade la exposición de elementos propios de la heráldica religiosa y eclesial, así como origen y sentido de muchos de los títulos religiosos presentes en las hermandades y cofradías. Se añade mención informativa a determinados lugares donde muchas hermandades se encuentran agregadas como la Basílica de San Juan de Letrán o la de Santiago de los Españolas en Roma, y a aquellos aspectos y elementos que por su constante mención en las hermandades y cofradías, están presentes.

La segunda parte, previo capítulo dedicado al Cabildo de la Catedral de Sevilla y su heráldica como sentido de la estación de penitencia en la Semana Mayor sevillana a la que todas las hermandades y cofradías deben procesionar, una relación de cada una de las corporaciones que hacen estación de penitencia en Sevilla y ordenadas por el día de salida, donde se establece una reseña histórica no exhaustiva de cada una de ellas y una descripción y reflexión sobre los escudos oficiales y las distintas versiones que de ellos hemos confirmado y visto, sin que por ello sean las únicas existentes.

La tercera parte completa a modo de anexo la información necesaria respecto a la heráldica cofrade sevillana, añadiendo un listado de los distintos prelados sevillano que ocuparon la sede arzobispal sevillana ya que la mayoría de las hermandades descritas han tenido y tienen especial vinculación con alguno de ellos. Igualmente se incluye unas referencias a las órdenes religiosas más significativas que tuvieron o tienen vinculación con las cofradías sevillanas, y una relación de los Papas desde el siglo XIV hasta la fecha que usan heráldica. También se incluye un vocabulario básico de términos heráldicos que permita comprender el sentido de los distintos términos usados en las descripciones de los blasones.

Una bibliografía y referencias general no exhaustiva, pero suficiente, de referencia remata la obra. Todo ello en un intento de una mejor comprensión de las composiciones heráldicas de las hermandades y cofradías sevillanas, en lo que su significación heráldica, simbólica y representación corporativa les afecta, y en aras de una normalización progresiva de la “heráldica cofrade”.

Finalmente decir que todas las ilustraciones incluidas en la presente obra han sido elaboradas por el autor de esta obra, en su mayoría, en un trabajo de varios años, a veces árduo, a veces sin más dificultad, sumado de otras tantas citadas con las correspondientes referencias. Todas ellas son fieles recreaciones de las versiones encontradas y vistas de los distintos emblemas de las hermandades y cofradías sevillanas donde, unas tienen y han tenido versiones que han evolucionado en el tiempo y otras se podría decir que mantienen el mismo emblema casi desde sus inicios.

En la necesidad de una normalización ya mencionada, de los emblemas de las hermandades y cofradías para una mejor comprensión de sus símbolos de identidad corporativa, es deseo de este autor que esta obra pueda aportar una vía para tomar conciencia de dicho aspecto de las hermandades y cofradías tan característico y propio de ellas, al mismo tiempo que tiene un marcado carácter divulgativo y, si se quiere, pedagógico en tanto que aporta un compendio lo más exhaustivo posible de todas las versiones vistas. Seguramente unas hermandades no estarán de acuerdo y otra apludiran, y a otros simplemente les será indiferente. Pero en cualquier caso aquí dejamos constancia de una parcela de las Hermandades y Cofradías aún por hacer y perfeccionar.

Esperando que a todos sirva esta obra y a quien proceda beneficie de su conocimiento, quiero dejar constancia de mi agradecimiento a las siguientes personas que me apoyaron y alentaron en esta obra, entonces y ahora: Cristina María Figueira Fialho, Mari Sol Fernández, mi “muy mejor amiga,” Antonio Fernández Estevez, sacerdote y sincero amigo, Juan Pedro Rivero, sacerdote y apoyo incondicional, a mi sobrino Juan Antonio Calvo y Francisco Javier Sierra, y a tantos otros, y sobre todo a mi hija, Marta Bárbara Calvo Vizcaino siempre presente en mi mente y en mi corazón. Gracias a todos.



[1] González Moreno, J. Heráldica Cofradiera, en ABC de Sevilla, 5 de abril de 1973, pag. 15
[2] Infante-Galán, J. Heráldica Cofradiera, en ABC de Sevilla, 24 de diciembre de 1977, pg. 36
[3] Lencina Gimenez, J.A. De la Heráldica y Títulos de las Cofradias de Sevilla, Sevilla 1981
[4] Calvo Verdú, M. Títulos, símbolos y heráldica de las Cofradías de Sevilla, Ed. Castillejo, Sevilla 1993

lunes, 20 de junio de 2016

Autor de las ilustraciones del libro "Heráldica de las Cofradías y Hermandades de la Semana Santa Giennense" de Andrés Nicás Moreno

























"Heráldica de las Cofradías y Hermandades de la Semana Santa Giennense"

Se trata de una obra que saldrá publicada en breve por la Excma. Diputación Provincial de Jaén y cuyo autor es Andrés Nicás Moreno, Doctor en Historia, y autor también de otras obras: “Heráldica y Genealogía en el Reino de Jaén” (1997), “Heráldica y genealogía de los obispos de la Diócesis de Jaén” (1999), “Heráldica municipal de la Provincia de Jaén”, (2011) y “Heráldica y emblemas de las Cofradías de la Semana Santa Giennense” (2011).

En esta ocasión, colaboro como autor de las ilutraciones, reacreaciones realizadas digitalmente en base a la descripción heráldica que cada Hermandad aporta de sus composiciones heráldicas.

lunes, 15 de febrero de 2016

martes, 19 de enero de 2016

ÚLTIMO ENCARGO. Nueva composición heráldica para la Real, Ilustre, Venerable y Antigua Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima del Mayor Dolor y Santo Sepulcro de Marbella (Málaga)

Propuesta de nuevo escudo para la Hermandad de Jesús Nazareno de Marbella (Málaga), que viene a sustituir al anterior, presentando este los elementos simbólicos que representan sus títulos y advocaciones de forma más ajustada a la Heráldica. La Hermandad está vinculada al Ayuntamiento de Marbella y al Tercio de la Legión, de ahí que incorpore los símbolos de ambos, y toma como lema propio de la Hermandad el de "Sumus Nazarenorum Omnes" (Somos Nazarenos Todos).

La descripción es la siguiente:


"Dos escudos ovalados acolados en punta. En el diestro, en campo de azur, anagrama de María de oro y en punta una flor de lis de plata y oro; en el siniestro, en campo de sable, Cruz de Jerusalén de gules flanqueado de las letras Alfa y Omega, y en punta, escudo del Tercio de la Legión española. En el centro, custodia con viril y Sagrada Forma, superado en jefe por el anagrama de Jesús en púrpura. En punta, escudo antiguo del Excelentísimo Ayuntamiento de Marbella. Orlado el conjunto por el Collar de la Orden del Toisón de Oro y timbrado de corona real cerrada. A los pies y en banda de púrpura, el lema “Sumus Nazarenorum Omnes” (Somos Nazarenos Todos)." 

sábado, 14 de noviembre de 2015

Elaboración y diseño de escudos heráldicos de las Hermandades y Cofradías

ELABORACIÓN DE LOS ESCUDOS DE LAS HERMANDADES VIGENTES Y SEGÚN SU DESCRIPCIÓN EN LOS CORRESPONDIENTES LIBROS DE REGLAS. TAMBIÉN SE ELABORAN DISEÑOS DE ESCUDOS NUEVOS A PROPUESTA DE LA HERMANDAD O MODIFICACIÓN DE LOS VIGENTES AJUSTADOS A NUEVAS CIRCUNSTANCIAS.


video

La oferta incluye:

Modelo del escudo a plumilla en blanco y negro
Modelo de escudo en diseño digital
Archivo del modelo en formato multimedia

PARA INFORMACIÓN Y PEDIDOS
micav40@hotmail.com

viernes, 22 de agosto de 2014

Elaboración de escudos de apellidos, familiar y de las hermandades




Elaboración de escudos de apellidos en formato A4 acompañado de descripción del mismo y de la simbologia de sus elementos. También se elaboran escudos familiares.

Elaboración de escudos de las distintas hermandades y cofradías de penitencia de Sevilla acompañado de su descipción y significado de sus distintos elementos, todos ellos ajustados a la descripción oficial según su libro de reglas.

Encargos:  solicitar presupuesto al correo electrónico

 micav40@hotmail.com

miércoles, 20 de marzo de 2013

Hermandad de Jesús Despojado de Sevilla

Humilde y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras, María Santísima de los Dolores y Misericordia, Mayor Dolor de Nuestra Señora, San Juan Evangelista, San Bartolomé Apóstol y San Antonio María Claret.

“Cruz de oro, cruzada en punta de un martillo, sostenida por esfera azur y acompañada de dos cartelas, mostrando la de la derecha un corazón atravesado por siete puñales, superado por una paloma blanca; y a la izquierda corona de espinas rodeando los Sagrados Clavos y tres dados del sorteo de la Vestiduras. Por detrás de las cartelas, cañas con esponja y lanza que se cruzan con una escalera. Rodean ambas cartelas, una palma, significando la Entrada de Jesús en Jerusalen y una rama de olivo, por la Oración de Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto. Se cruzan estas ramas en oro bajo la esfera, rematando todo el conjunto una Corona Imperial”.









Hermandad de la Paz de Sevilla





Real y Fervorosa Hermandad Sacramental del Señor San Sebastián y Nuestra Señora del Prado y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Victoria y María Santísima de la Paz.


El escudo de esta cofradía está compuesto por dos carteles, cercanos en su base y alejados hacia el exterior en su parte superior. En el de la izquierda, sobre  campo de azur, aparece el escudo del Cabildo Catedral de Sevilla en oro, y bajo él los atributos de San Sebastian: columna en plata, flechas y ataduras. En el cuartel derecho, sobre fondo de gules, el anagrama “Jesús Hombre Salvador” (JHS), y de cuya “H” surge una cruz simple en su color natural.Entra ambos cuarteles y en parte superior Custodia con viril y Sagrada Forma; en la parte inferior el anagrama de María. El todo queda orlado por ramas de palma y laurel cruzadas en punta, para timbrar el conjunto la corona real.

Hermandad de la Cena de Sevilla



Antigua, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Cena, Santísimo Cristo de la Humildad y  Paciencia y Nuestra Señora del Subterráneo.


“La Cruz de San Juan, por su agregación a la basílica de San Juan de Letrán, fileteada de oro, cargada de la Cruz de Jerusalen (cruz potenzada de gules y cantonada por otras cuatro de lo mismo), figurando en el centro de la misma el cáliz, por ser hermandad Sacramental por decreto de 29 de enero de 1955. Sobre estas cuatro cruces cantonadas hay cuatro óvalos: el primero, en campo de azur, el Sagrado Corazón del Verbo Divino, en gules, sumando de llamas de oro y Cruz Latina de lo mismo, simbolizando el amor de Cristo. El segundo es el escudo de armas reales de España, por ostentar este título concedido por la Reina Isabel II. El tercero trae en campo de sinople, la mitra y, por detrás, en sotuer, un báculo y una cruz patriarcal, ambas en oro, siendo el símbolo patriarcal de San Basilio, advocación de la iglesia conventual donde se fusionaron las hermandades del Cristo Humillado y la de Nuestra Señora del Subterráneo con la de la sagrada Cena. Y en el cuarto, esta representado el escudo de la Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación consistente en una S cruzada de arriba abajo por un clavo, debido a la encomienda del cumplimiento de las cargas de la Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación.En punta, el Cordero Pascual sobre el Libro de los Siete Sellos, rodeando todo el conjunto el collar de Toisón de Oro, y siendo timbrado por la corona real."






PD. En la versión anterior aparecía el escudo del Carmen Calzado el el cuarto ovalo en vez del escudo de la Esclavitud de Nuestra Señora , recordando al estancia de la hermandad en el convento de Belén, de dicha orden, desde 1845 a 1849

Hermandad de la Hiniesta de Sevilla

Real e Ilustre Hermandad Sacramental de la Inmaculada Concepción, Franciscana, Primitiva y Cisterciense Cofradía de Nazarenos de la Piedad de Nuestra Señora, Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Santa María Magdalena y María Santísima de la Hiniesta Dolorosa y Gloriosa Coronada. 



“ En el centro figurará una custodia con la Sagrada Forma; a la izquierda y derecha dos cartelas: en una de ellas la Mitra de San Julian con la cruz parroquial y báculo; en otra, sobre la Cruz de la Redención, el Corazón de María, con los siete puñales de dolor, teniendo abajo el NO 8 DO del municipio sevillano por nuestra vinculación con la ciudad de Sevilla. Todo ello rodeado de retamas de hiniesta…, rematado por Corona Real”







Hermandad de San Roque de Sevilla







Real, Ilustre y Fervorosa Archicofradía del Santísimo Sacramento, Pura y Limpia Concepción y Ánimas Benditas, Santísimo Cristo de San Agustín y Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas y Nuestra Señora de Gracia y Esperanza. 




“Presenta tres partes principales. Preside una Custodia de oro con viril y rayos sostenida por tres cabezas de ángeles alados con sus carnaciones: una en el centro y las otras dos a cada lado de la base. En la parte inferior acolados, figuran dos óvalos: en el de la derecha aparece en campo de plata el anagrama JHS, en letras de palo seco de sable con una cruz (de Santiago por el tiempo de permanencia de la hermandad en la iglesia de Santiago el Mayor) sobre la “H” y todo atravesado en sotuer por el báculo de San Roque de derecha a izquierda y ancla, símbolo de la Esperanza, de izquierda a derecha; en punta se sitúa el anagrama NO 8 DO de la ciudad de Sevilla, pues la parroquia de San Roque estuvo bajo el patrono municipal. Sobre este óvalo izquierdo se representan las armas de Castilla y León más las de Granada en forma cuartelada: en el primero y cuarto en campo de gules un castillo de oro; en el segundo y tercero en campo de plata un león de gules coronado en oro, y sobre todo en el corazón las armas de Borbón: en campo de azur tres lises de oro. Este óvalo está timbrado por la corona real”


Hermandad de la Estrella de Sevilla

Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas, María Santísima de la Estrella, Triunfo del Santo Lignum Crucis, San Francisco de Paula y Santas Justa y Rufina


“Una estrella de seis puntas que representa la advocación de Nuestra Titular, la Santísima Virgen de la Estrella. En su interior dos escudos ovalados, trayendo el primero el jeroglífico del Triunfo de la Santa Cruz, compuesto por una cruz verde con corona de laurel, sobre la bola del mundo, enroscada por una serpiente y coronada por una calavera. De la bola parten dos palmas hacia los brazos de la cruz; el segundo cuarteado en cruz, llevando en el primero y cuarto las armas de Castilla, y el segundo y tercero las armas de León; sobre el todo tres flores de lis, dentado en punta con las armas del reino de Granada. Timbrado el primer escudo ovalado con una corona de espinas con clavos de Cristo, y el segundo la corona real de España. En el centro superior de los dos escudos el blasón de San Francisco de Paula, que es el Sol de la Caridad, con las siglas “Charitas”, en el centro inferior, el relicario del Santo Lignum Crucis. El todo timbrado por la tiara pontificia sobre las llaves de San Pedro y orlado por dos palmas que representan el martirio de las Santas Justa y Rufina “





Hermandad de la Amargura de Sevilla


Pontificia, Real e Ilustre Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes, María Santísima de la Amargura Coronada, San Juan Evangelista y Santa Ángela de la Cruz.


“Custodia de oro con Sagrada Forma en viril, con el anagrama de Jesús en oro. A cada lado de su base, un escudo ovalado: el diestro trae en campo de gules la Cruz de Malta, timbrado por la tiara y llaves pontificias; el siniestro es el de las armas de Castilla y León, timbrado por la corona real. Rodeando los óvalos, dos palmas de oro que se cruzan en punta. El collar de Toisón de oro circunda todo el conjunto”


Hermandad del Amor de Sevilla























Primitiva Archicofradía Pontificia y Real Hermandad de Nazarenos de la Sagrada Entrada en Jerusalén, Santísimo Cristo del Amor, Nuestra Señora del Socorro y Santiago Apóstol.


“Cruz de San Juan o Cruz de malta de Plata, cargada de la Cruz de Santiago de gules, y ésta del escudo de armas de Castilla , León y Granada, y sobre el todo tres flores de lis, de oro, en campo de azur. Orla este conjunto el collar de Toisón de oro sumado de corona real y lo timbra la tiara pontificia, con llaves, una de oro y otra de plata. Una palma y una rama de olivo acogen y circundan la parte inferior del escudo. De cada lado de la tiara pende un listre con divisa: el derecho “Primitiva Archicofradía Pontificia” y el izquierdo “Real Hermandad de Nazarenos”


PD: También usa una versión abreviada donde no aparece la cartela que acoge el conjunto, ni las bandas con lemas ni las ramas de palma y olivo, ni la tira pontificia.





Hermandad de Jesús Cautivo y Rescatado de Sevilla

Fervorosa y Trinitaria Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, Nuestra Señora del Rosario Doloroso, San Juan de Mata y San Ignacio de Loyola


El Escudo de la Hermandad…, contiene sobre superficie circular y en su centro, la Cruz como signo de todos los cristianos, redentora del mundo y guía de nuestra Parroquia de San Ignacio de Loyola, y a su vez, con los colores trinitarios, rojo y azul, por la vinculación con la Orden Religiosa de la Santísima Trinidad: rojo, en su parte vertical, símbolo del fuego del Espíritu que anima a la Hermandad, y azul en la horizontal, símbolo de la Pasión de Cristo.” (*)





(*) En esta descripción que se hace por parte de la Hermandad hay un pequeño error de interpretación simbológica, a saber, que cuando dice que el color azul de la Cruz Trinitaria simboliza la pasión de Cristo es erróneo ya que el símbolo de pasión es el rojo y por tanto sería el travesaño vertical de dicha cruz. En simbologia religiosa el color azul o celeste siempre y sin lugar a dudas simboliza al cielo o la Virgen María, y sobre todo al dogma de la Inmaculada Concepción

Hermandad del Rocío de Sevilla




















Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Redención en el Beso de Judas, María Santísima del Rocío, Nuestra Señora Del Carmen, San Fernándo Rey y San Lucas Evangelista.


“Una paloma blanca situada en palo con alas extendidas, posada sobre un viril en oro y, bajo él, el Libro de los Evangelios; a cada lado un escudo ovalado. El diestro, en campo de plata, el anagrama de Jesús en oro y el siniestro, en campo de azur el anagrama de María de oro. En punta, listel con la divisa “Rocío del Cielo”. Circundándolo todo, el Toisón de Oro y rematado en su parte superior por una corona real. La paloma representa el Espíritu santo, el Toisón al rey San Fernándo (y la calidad de Ilustre), el viril el carácter sacramental de la hermandad y el Libro el Evangelio de San Lucas, de donde se ha tomado la escena que representa el paso de Cristo”





Hermandad de Santa Genoveva de Sevilla

Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Sacramento, Nuestro Padre Jesús Cautivo en el Abandono de sus Discípulos, y Nuestra Señora de las Mercedes Coronada y San Juan Evangelista en la Tercera Palabra, Inmaculada Milagrosa y Santa Genoveva.


“Águila, símbolo de San Juan Evangelista, sostiene entre sus garras dos cartelas. En una de ellas se representa el escudo de la Merced en su versión gótica con la cruz de la Catedral de Barcelona, que fue cedida a la orden por el obispo Berenguer de Palou. El escudo figura sobre fondo azul rodeado de doce estrellas, que la hermandad contempla en su título. En la otra cartela, sobre fondo ocre, figura el escudo del cardenal arzobispo de Sevilla, Dr. D. José María Bueno Monreal, que aprobó sus primeras reglas de carácter penitencial. Entre ambas cartelas una custodia expresa su condición Sacramental. Sobre la cola del águila aparece el Libro de los Santos Evangelios, abierto y sobre él una azucena como símbolo de Santa Genoveva. Queriendo significar el triunfo de Cristo sobre la cautividad del pecado, todo lo descrito está rodeado por una cadena rota por la Cruz, que en este caso se representa con brazos se doble punta”




Hermandad de Santa Marta de Sevilla

Real, Muy Ilustre y Venerable Hermandad del Santísimo Sacramento, Inmaculada Concepción, Ánimas Benditas y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Caridad en su Traslado al Sepulcro, Nuestra Señora de las Penas y Santa Marta.



“Dos emblemas ovalados; en el izquierdo figurará el anagrama de María, y el derecho los atributos de Santa Marta (acetre e hisopo) sobre el Libro de los Evangelios; entre ambos emblemas el cáliz con la Sagrada Forma figurando en la misma las iniciales JHS (Jesús Hombre Salvador); bajo el emblema izquierdo las espadas simbólicas de San Bartolomé como recuerdo de la sede fundacional; bajo el emblema derecho la Cruz de San Andrés, escudo de la actual sede canónica y entre ambos las benditas ánimas del purgatorio. El escudo se remata en su parte inferior con una banda donde figura la inscripción del lema de la hermandad: “ Charitas Christi Urgent Nos” (La Caridad de Cristo nos urge). Todo el escudos queda orlado…” según se muestra en el dibujo





Hermandad de San Gonzalo de Sevilla



























Pontificia y Real Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder ante Caifás, Nuestra Señora de la Salud y San Juan Evangelista.




“Una cruz trebolada en color morado cruzada con otra de San Juan en verde, sobre campo de plata, limitado por festón de oro y cinta de plata, con la inscripción del lema de la hermandad: Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios bendito; sirviendo el todo de base a la custodia del Santísimo Sacramento”



PD. Aunque suele usar el escudo descrito, en el estandarte de la corporación aparece el emblema propio de la hermandad y que describe en su libro de Reglas como:


“Asta de madre recubierto de metal plateado, rematado por una cruz del que pende una bandera de terciopelo rojo-rey, que lleva en su centro bordeado un escudo compuesto por dos óvalos inclinados entre sí. El de la derecha está coronado con la corona de espinas y tres clavos; en su interior figura una cruz trebolada en color morado de Cristo, cruzada con otra de San Juan Verde, sobre un campo de plata limitado por festón en oro. El de la izquierda lleva corona de reina: en su interior capea una fuente que derrama sus aguas sobre unas florecillas que se cobijan a sus pies, bajo un cielo celeste con tres pequeñas estrellas. Entre los óvalos descritos figura el escudo de la parroquia de San Gonzalo: un códice abierto y sobre él un cayado y la cruz patriarcal. Sobre este conjunto, figura el escudo pontificio, y sobre él la custodia del Santísimo Sacramento, cuyo pie aparece bordeado sobre cinta de plata con caracteres bien legibles, el lema de la hermandad”







Hermandad de la Vera Cruz de Sevilla


Emblema actual que
recupera el original desde
sus inicios

























Muy Antigua, Siempre Ilustre, Venerable, Pontificia, Real, Fervorosa, Humilde y Seráfica Hermandad y Archicofradía de Nazarenos de la Stma. Vera-Cruz, Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Tristezas de María Santísima.